El mantenimiento, clave para el buen funcionamiento de la bici de montaña

El mantenimiento, clave para el buen funcionamiento de la bici de montaña ciclismo


El equipamiento deportivo merece todo el cuidado, especialmente si se ha ido invirtiendo en accesorios útiles para un mejor rendimiento, como hacen muchos aficionados de BTT. Y es que el buen mantenimiento puede alargar sustancialmente la vida de útil de una bicicleta de montaña.

Para empezar, hay que tener en cuenta que cadenas, piñones y platos están expuestas a la suciedad y al óxido, más aún en una bicicleta de montaña. Eso sin contar con la fricción que se produce entre sus diferentes piezas, lo que implica su desgaste. Para mitigar los efectos de los agentes mencionados tanto como se pueda, lo mejor es limpiar a conciencia y engrasar debidamente.

Antes de engrasar, claro está, es imprescindible limpiar bien, eliminando la grasa anterior y toda la suciedad que se haya adherido a ello. Y hacerlo bien pasa por utilizar los productos adecuados.

Uso de hidrolimpiadoras

Cada bicicleta necesita un proceso especial de limpiado, porque no todas cuentan con exactamente los mismos materiales. Es importante preguntar al fabricante de la estructura o de cada nuevo accesorio que se incorpore sobre cómo limpiarlo a fondo, pero también se pueden seguir consejos generales.

Una forma de asegurarse de que toda la suciedad queda retirada, es utilizando hidrolimpiadoras, como la de este vídeo:

Se trata de un producto de la marca Kärcher, una nueva gama de hidrolimpiadoras con regulador de presión LCD digital: Full Control y Full Control Plus. Lo destacable de ellas es que, al fácil manejo, se suma la posibilidad de ajustar la potencia y la presión de la pistola, para garantizar una selección correcta en función de la suciedad adherida a la bicicleta.

En concreto, la nueva pulverizadora Multi Jet 3 en 1 tiene boquilla turbo, chorro plano y boquilla para detergente, funciones que se puede variar con un simple giro. La pistola Full Control, además, incorpora indicadores LED para saber tener constancia de la potencia y presión que se están usando.

La marca asegura que se puede ahorrar hasta un 50% del tiempo de la limpieza. Y es la falta de tiempo, precisamente, la que hace que se descuiden estas tareas básicas.

Antes de salir

El proceso de limpieza del a bicicleta debe finalizar con el secado de las partes metálicas para evitar que aparezca el óxido. Es necesario, pues, pasar un paño seco.

El mantenimiento pasa también por el buen uso, por lo que antes de salir de casa es necesario comprobar la presión de las ruedas para que no se vean afectadas la adherencia, la función de frenado, la cubierta o la llanta.

Es preciso usar un medidor de presión y ajustarla en función del terreno por el que se vaya a ir. También va en relación al peso del ciclista, a la medida de la cubierta o a su compuesto.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios