Con el grito de gol en la garganta

Si hablamos de gritar goles que no fueron, lo sucedido con Danny Nardiello del Bury se acopla a la perfección.

Pues, cuando había superado al portero hijo del legendario Peter Schmeichel y definió de cara a la portería, todos esperábamos el momento en que el balón cruce la línea para gritar ¡¡¡gol!!!

Sin embargo, esto no pasó y Danny Nardiello como toda la afición del Bury y compañeros, se quedaron con el grito atragantado. No os perdáis el vídeo, realmente increíble…

Compartir en Google Plus

Acerca de

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios