Trezeguet, del descenso al ascenso más soñado

Trezeguet, del descenso al ascenso más soñado   opinion futbol argentino futbol

David Trezeguet no tuvo un paso fortuito por el fútbol español, donde militando para el Hércules y haciendo dupla con el paraguayo Haedo Valdez, perdió la categoría, luego de un arranque furioso y recordado por aquella victoria ante el Barcelona en el Camp Nou. Sin embargo, cuando parecía que la carrera del atacante franco-argentino se extinguía por los países de árabes en busca de un rédito económico más que deportivo, apareció el club de sus amores, River Plate y el peor año de su historia, el descenso.

Trezeguet no lo dudó y hasta resignó buena cifra monetaria por vestir la camiseta de la cual es aficionado desde pequeño. No solamente se adaptó de inmediato al fútbol argentino, sino que lo hizo y de gran forma, transformándose en la máxima figura del último semestre convirtiendo goles importantes y decisivos para que el club de Núñez vuelva  a la primera categoría un año después de haberse marchado.

Junto a Fernando Cavenaghi (ex Mallorca) y al “Chori” Domínguez (ex Valencia), Trezeguet fue el encargado de devolver a la parcialidad millonaria la alegría que hace tiempo había perdido. Aquel descenso con el Hércules no fue el principio del final para su carrera deportivas, sino tal vez el inicio de lo que será recordado como una de las mejores etapas de su vida. El cariño que el propio David dice sentir de los aficionados, al igual que su familia, quienes señalaron que nunca vivieron algo así en todos los clubes que jugó el centrodelantero, son una muestra de que en cierta parte el fútbol no ha perdido todo el amor en base al dinero.

Es cierto, todos pueden decir que Trezeguet fue a jugar a River con una carrera económica resulta y tienen razón, pero pocas personas aceptaron el desafío de jugar en una segunda división con un club tan importante, ni siquiera  jugadores salidos  de la cantera del club millonario, caso Hernán Crespo, Pablo Aimar, Andrés D’alessandro y Javier Saviola, entre otros.  Trezeguet vivió sus seis meses más soñados y ha pasado de un descenso a un ascenso imposible de olvidar.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juan Echarri

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios