La increíble sensación de surfear las olas

La escuela Atlantik Surf cuenta con los mejores profesionales para que puedas aprender las mejores técnicas para surfear

La increíble sensación de surfear las olas otros deportes

Toda persona que ha probado la sensación de patinar encima de una ola cuenta que es una experiencia única que hay que repetir. Luego están los que no solo lo dicen, sino que también lo hacen. Para muchos, el surf no es un deporte más, sino un estilo y una forma de vida con un mensaje de trasfondo: ama la naturaleza y el mar, y ellos te cuidarán a ti.

La cultura surfera se ha popularizado por identificarse erróneamente con chicos y chicas prominentes, playa, fiesta y postureo. Lejos de eso, el surf se adentra en el conocimiento del planeta y el clima para buscar la ola perfecta y poder cabalgarla a partir de una estructura de técnicas concretas. Es un arte que genera un vínculo especial y una conexión intensa entre el comportamiento humano y el mundo natural, algo que solo pueden entender aquellos que viven entre olas.

Zarautz, Empuriabrava, Cádiz o las Canarias son las zonas españolas con más asiduidad de surferos por su clima y por la calidad de su oleaje

En España, cada vez son más las personas interesadas en conocer este mundo, sus particularidades y, sobre todo, la increíble sensación que describen los que surfean. Y es que la península cuenta con algunas de las mejores zonas para practicar este particular deporte, como las playas de Zarautz, de Empuriabrava, Cádiz o de las Islas Canarias. Algunas, además, cuentan con escuelas donde poder aprender a surfear. Es el caso de Atlantik Surf, centro tinerfeño especializado en la enseñanza de las técnicas del surfing. La isla es un paraíso para cualquier surfista debido al clima y a la variedad de playas y olas que pueden encontrarse. Además, disponen de otra escuela en Cantabria, otro punto ideal para surfear.

Estos profesionales del surf también ofrecen la posibilidad de experimentar unos campamentos de surf en el norte de España, concretamente en las costas de Cantabria, un punto de referencia para el surf europeo. Dura todo el verano, la edad mínima para participar son 16 años cumplidos y garantizan una experiencia inolvidable al borde de las olas. Algo que, sin lugar a dudas, hay que vivir para poder contar.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios